Aceite de Semilla de Jojoba: repara la piel, estimula la producción de colágeno para mejorar su elasticidad y protege gracias a sus propiedades antinflamatorias.